Instituto Kinsey de Sexología

Instituto de Sexología  

Institución Servicios Cursos y Congresos Artículos Acreditaciones Contacto

Identificate | Registrate Gratis  

 Home > Artículos > Relación entre el estilo perso...

Relación entre el estilo personal del terapeuta, estilo de apego y factores de personalidad del terapeuta

 

Resumen El objetivo de este estudio es analizar la relación entre el estilo personal del terapeuta, estilo de apego y factores de personalidad del terapeuta. Para lo cual se aplicó el cuestionario del Estilo Personal del Terapeuta (Fernández Álvarez & Gar

 

 El análisis de los resultados mostró que existe XQD FRUUHODFLyQ SRVLWLYD VLJQL¿FDWLYD \ GH EDMDLQWHQVLGDG HQWUH HO IDFWRU GH personalidad de apertura a la experiencia y el estilo personal de involucración, XQD FRUUHODFLyQ QHJDWLYD VLJQL¿FDWLYD \ GH PHGLDQDEDMD LQWHQVLGDG HQWUH el factor de extraversión y el modo de apego no romántico ansioso, y una UHODFLyQSRVLWLYDVLJQL¿FDWLYDGHEDMDLQWHQVLGDGHQWUHHOIDFWRUGHSHUVRQDOLGDG neuroticismo y el modo de apego romántico ansioso.

Palabras Clave: estilo personal del terapeuta, personalidad, apego, investigación en psicoterapia.

 

1 Fundación Aiglé - Argentina; genisegp@gmail.com Psicodebate Vol. 15 Nº 1 | Junio 2015 | ISSN: 1515–2251 | 9–22 http://dx.doi.org/10.18682/pd.v15i1.481 10 Genise | Psicodebate 15 (1) | 9–22 Abstract The aim of this study is to analyze the relationship between the personal style of the therapist, attachment style and personality trait. It was used the personal style of the therapist questionnaire (PST – Q), the Argentinean attachment inventory and the ELJ¿YHLQYHQWRU\7KHVWXG\VDPSOHFRQVLVWHGRISV\FKRWKHUDSLVWVDYHUDJHDJH of 36.28 years (SD = 9.65), and the average years of experience was 7.90 years (SD  7KHDQDO\VLVRIWKHUHVXOWVVKRZHGWKDWWKHUHLVDSRVLWLYHVLJQL¿FDQWDQG low intensity between the personality factor of openness to experience and personal VW\OH RILQYROYHPHQW D QHJDWLYH FRUUHODWLRQ VLJQL¿FDQW DQG RIPHGLXPLQWHQVLW\ between low extraversion factor correlation and mode not anxious romantic DWWDFKPHQWDQGDVLJQL¿FDQWSRVLWLYHUHODWLRQVKLSEHWZHHQWKHORZ±LQWHQVLW\IDFWRU neuroticism personality and how anxious romantic attachment. Keywords: personal style of the therapist, personality, attachment, psychotherapy research. 11 Relación entre el estilo personal del terapeuta, estilo de apego y factores de personalidad del terapeuta La investigación empírica en los últimos 50 años puso en evidencia la relevancia de las características del terapeuta en la determinación de los procesos y resultados de la psicoterapia. No se encontró hasta el momento una clara evidencia acerca de la manera en que interactúan las habilidades y características de los terapeutas en la H¿FDFLDGHOSURFHVRSVLFRWHUDSpXWLFR *DUFtD )HUQiQGH]ÈOYDUH] (QHVWH VHQWLGR+XSSHUW*RUPDQ%DUORZ\6KHDU  UH¿HUHQTXHODFRQWULEXFLyQGHORV WHUDSHXWDVHQHOUHVXOWDGRGHODWHUDSLDKDVLGRXQIRFRGHLQWHUpV/RVDXWRUHVUH¿HUHQ que la mayoría de las investigaciones se han centrado en la edad del terapeuta y en los resultados en psicoterapia. Dichos estudios tienden a concluir que la edad del terapeuta no afecta el resultado del proceso. En este sentido, Luborsky, McLellan, Goody, O´Brien y Auerbach (1985) encontraron que terapeutas con determinadas FDUDFWHUtVWLFDVSRVHHQPHMRUHVUHVXOWDGRVFRQXQDSREODFLyQHVSHFt¿FDGHSDFLHQWHV 'LFKRVIDFWRUHVLQFOX\HQFDUDFWHUtVWLFDVGHPRJUi¿FDVWDOHVFRPRHGDGJpQHURUD]D\ religión, y habilidades de entrenamiento (título, entrenamiento, años de experiencia, creencias y características personales). En una revisión realizada por Beutler, Machado y Allstetter Neufeldt (1994) el estilo del terapeuta constituye un estado REMHWLYR\HVSHFt¿FRGHODWHUDSLDTXHSUHVHQWDFLHUWDHVWDELOLGDGWHPSRUDO'HQWURGH este marco de investigaciones, surge el constructo del Estilo Personal del Terapeuta. 6H KDQ UHDOL]DGRLPSRUWDQWHVLQYHVWLJDFLRQHV VREUHpVWHWySLFR/D SULPHUD GH HOODVVXUJHFRPRSDUWHGHOSUR\HFWRFRQMXQWRHQWUHOD)XQGDFLyQ$LJOp %XHQRV$LUHV y la Universidad Ramón Llull (Barcelona). En cuanto a los objetivos, se propusieron investigar la compatibilidad de estilo personal del terapeuta y las características del paciente, especialmente lo referido a la resistencia y estilo de afrontamiento. El segundo estudio fue realizado en Santa Bárbara, California. Se contó con una muestra de 305 pacientes y 40 terapeutas, en donde se encontró que aquellos SDFLHQWHVPiV UHVLVWHQWHV UHVSRQGLHURQ VLJQL¿FDWLYDPHQWHPHMRU DOWUDWDPLHQWR interactuando con terapeutas más espontáneos en la función operativa. Los pacientes con un estilo de afrontamiento predominantemente externalizador UHVSRQGLHURQVLJQL¿FDWLYDPHQWHPHMRUDODWHUDSLDLQWHUDFWXDQGRFRQWHUDSHXWDV más pautados en la función operativa (García & Fernández Álvarez, 2007). Dentro de esta línea de investigación, se realizaron varias series de trabajos (Castañeiras, Ledesma, García & Fernández Álvarez, 2008; Corbella, Balmaña, Fernández Álvarez, Saúl, Botella & García, 2009; Corbella Santoña et al., 2008; Fernández Álvarez, García, Lo Bianco & Corbela Santomá, 2003; Rial, García, Castañeiras, Gómez & Fernández Álvarez, 2006). Un estudio correlacional entre el estilo personal del terapeuta (en adelante se nombrará EPT) y la personalidad del terapeuta publicado recientemente por Estrada Arana (2014) mostró los siguientes UHVXOWDGRVOD HVFDOD +V KLSRFRQGUtD FRUUHODFLRQD GH PDQHUD VLJQL¿FDWLYD \ negativa con el estilo instruccional, o sea que a mayor hipocondriasis se esperaría 12 Genise | Psicodebate 15 (1) | 9–22 HQFRQWUDUTXHODIXQFLyQLQVWUXFFLRQDOVHDPiVELHQÀH[LEOHSRUSDUWHGHOWHUDSHXWD /DIXQFLyQDWHQFLRQDOWDPELpQFRUUHODFLRQyGHPDQHUDQHJDWLYD\VLJQL¿FDWLYDFRQ las escalas de Paranoia, Hipomanía y la escala de validez F. Los resultados sugieren que, mientras más focalizados sean los terapeutas en la función atencional, se esperaría encontrar menor paranoia, mayor energía psicológica y menos barreras y defensas personales. Finalmente, la función operativa correlaciona en forma SRVLWLYD\GHPDQHUDVLJQL¿FDWLYDFRQODHVFDODGHSVLFDVWHQLD 3V HVGHFLUHQXQ terapeuta pautado en lo operativo, esperamos encontrar puntajes de moderados a elevados en la escala de psicastenia y obsesión. (QFXDQWRDOHVWLORGHDSHJRHQOD¿JXUDGHOWHUDSHXWDH[LVWHSRFDLQIRUPDFLyQ hasta el momento. La información encontrada sugiere que la calidad de la relación WHUDSpXWLFDORVWHPDVTXHVXUJHQHQWHUDSLD\ODVFRPSHWHQFLDVSHUFLELGDVGHOWHUDSHXWD se encuentran relacionadas con el estilo de apego del terapeuta. Rubino, Barker, Roth, \)HDURQ  H[SORUDURQOD UXSWXUD GHDOLDQ]DHQ SURFHVRV SVLFRWHUDSpXWLFRV \ el estilo de apego tanto de los terapeutas como de los clientes, encontrando que los terapeutas con un estilo de apego ansioso tendían a responder con un estilo menos empático, particularmente con clientes que presentaban un estilo de apego seguro. Henry, Schacht y Strupp (1990) demostraron la importancia del estilo de apego. /RVDXWRUHVUH¿HUHQTXHODVUHSUHVHQWDFLRQHVLQWHUQDVGHODVUHODFLRQHVSDVDGDVGH ORVWHUDSHXWDVWLHQHQXQDLQÀXHQFLDLPSRUWDQWHHQHOSURFHVRGHODVVHVLRQHVFRQORV clientes y en la calidad de la alianza, al menos con algunos clientes. Un estudio muy VLJQL¿FDWLYRHQHVWDWHPiWLFDIXHHOGH%ODFN+DUG\7XUSLQ\3DUU\  HOFXDO consistió en un estudio de revisión de los estilos de apego y su rol en la psicoterapia individual. La investigación consistía en relacionar el estilo de apego del terapeuta FRQODDOLDQ]DWHUDSpXWLFD\ODRULHQWDFLyQWHyULFD(OHVWXGLRDUURMyFRPRUHVXOWDGR que los estilos de apego de los terapeutas se encuentran significativamente DVRFLDGRVFRQODFDOLGDG SHUFLELGD GHODV UHODFLRQHVWHUDSpXWLFDVFRQORVFOLHQWHV y los problemas detectados en terapia. A su vez, los terapeutas que presentaron un estilo de apego seguro manifestaron tener una mejor calidad en la alianza WHUDSpXWLFD FRQ VXV FOLHQWHV \ORVWHUDSHXWDV TXH SUHVHQWDURQ XQ HVWLOR GH DSHJR LQVHJXURPDQLIHVWDURQ XQD FDOLGDG GH DOLDQ]DWHUDSpXWLFD SREUH FRQ VXV FOLHQWHV El mismo estudió arrojó como resultado que los terapeutas con apego seguro SUHVHQWDEDQPD\RUHVSUREDELOLGDGHVGHGHVD¿DUORVPRGHORVLQWHUQRVGH UHODFLyQ GHVXVFOLHQWHVTXHORVWHUDSHXWDVFRQXQHVWLORGHDSHJRLQVHJXUR$VtWDPELpQORV DXWRUHV UH¿HUHQ TXHORVHVWLORV GHDSHJR VHJXURHQDGXOWRV VRQPHGLDGRV SRU XQ PRGHORGHWUDEDMRVLPSOH\FRQVLVWHQWHTXHHVFRPXQLFDGRDWUDYpVGHQDUUDWLYDV coherentes y colaborativas, caracterizadas por un monitoreo meta cognitivo. Por otro lado, las narrativas inconsistentes e incoherentes serían indicadores de modelos generalmente contradictorios, similares a las narrativas obtenidas en las experiencias 13 Relación entre el estilo personal del terapeuta, estilo de apego y factores de personalidad del terapeuta FRQODV¿JXUDVGHDSHJRHQODLQIDQFLD 6NRXUWHOL /HQQLH  Corbella, Botella, Fernández Álvarez, Saúl y García (2009) comentan el estudio realizado en donde participaron la universidad Ramón Llull, la UNED, OD8QLYHUVLGDGGH6DODPDQFDOD8QLYHUVLGDGGH%HOJUDQR\OD)XQGDFLyQ$LJOp Dicho trabajo tenía por objetivo estudiar cómo se desarrolla el EPT durante un período de entrenamiento de psicoterapeutas de 18 meses. Con respecto a la relación con la variable de apego, los terapeutas que presentaron un estilo de apego inseguro, mostraron grandes niveles de rigidez en la función instruccional del EPT – C en comparación con aquellos terapeutas que presentaron un estilo de apego seguro. En cuanto a la investigación existente sobre personalidad y apego, varios estudios reportaron (Brennan, Clark & Shaver, 1998; Costa & McCrae, 1992; John, Donahue & Kentle, 1991) una correlación entre el estilo de apego y las medidas del factor de personalidad. En general, las mismas muestran que un apego seguro se correlaciona moderadamente con neurotisismo y se correlaciona de manera positiva con las variables extroversión y agradabilidad. Finalmente, se correlaciona modestamente con la variable escrupulosidad y no se correlaciona con apertura. Un apego ansioso se correlaciona fuertemente con neuroticismo y no se correlaciona con apertura. La relación existente entre el apego ansioso y las otras tres variables es poco clara. El apego evitativo se correlaciona de manera modesta con las variables de extroversión y agradabilidad y no así con apertura (Noftle & Shaver, 2006). En la misma línea, el objetivo de este trabajo es analizar la relación entre el estilo personal del terapeuta con el estilo de apego y factores de personalidad según el modelo de los Big Five. Método Diseño El presente trabajo propone un estudio no experimental de tipo transversal FRUUHODFLRQDOTXHXWLOL]DWpFQLFDVGHOPpWRGRFXDQWLWDWLYR6LJXLHQGRD+HUQiQGH] Sampieri, Fernández Collado y Baptista Lucio (1997) los diseños correlacionales WLHQHQSRU¿QDOLGDGGHVFULELUUHODFLRQHVHQWUHGRVRPiVYDULDEOHVHQXQPRPHQWR determinado. Por lo tanto, estos diseños pueden limitarse a establecer relaciones entre variables sin la necesidad de precisar sentido de causalidad. Participantes La muestra estuvo compuesta por 120 participantes psicoterapeutas, 102 mujeres (85 %), y 18 hombres (15%), la edad promedio de la muestra fue 36.28 años (DT = 9.65), y los años de experiencia promedio fueron de 7.90 años (DE = 15 Relación entre el estilo personal del terapeuta, estilo de apego y factores de personalidad del terapeuta para cada una de las mismas. Para el factor de extraversión se obtuvo un valor .67, para el factor afabilidad .67, para consciencia .74, para el factor neuroticismo .68 y para el factor apertura se obtuvo un valor de .72. Se podría decir, por los datos REWHQLGRVTXHHO%),HVXQLQVWUXPHQWRFRQ¿DEOHYHUL¿FiQGRVHODKRPRJHQHLGDG de cada una de las escalas que la componen (Castro Solano & Casullo, 2001). En cuanto al procedimiento de recolección de datos, los participantes completaron los cuestionarios de manera online, informando previamente su consentimiento a participar de la investigación. El procedimiento se ajustó a los requerimientos de la International Test Commission (International Test Commission, 2014).

 

Resultados Análisis de correlaciones entre los factores de personalidad y el estilo personal del terapeuta Con el propósito de estudiar la relación entre los factores de personalidad, evaluados a partir del BFI, y el estilo personal del terapeuta, a partir del EPT–C, se llevó a cabo una correlación producto-momento de Pearson entre las medidas. Este análisis se realizó debido a que las distribuciones de las sub–escalas mostraron no diferenciarse de las de una distribución normal asintótica. En la tabla 2 pueden observarse los valores de correlación entre las sub– escalas de personalidad y de estilo personal del terapeuta. El análisis realizado PXHVWUD~QLFDPHQWHXQDFRUUHODFLyQSRVLWLYDVLJQL¿FDWLYD\GHEDMDLQWHQVLGDG entre el factor de personalidad de Apertura a la Experiencia y el estilo personal de Involucración (r = .23, p < .05). Tabla 2. Correlaciones entre las sub–escalas de BFI y EPT–C. Atencional Expresiva Instruccional Involucración Operativa Extroversión –.157 –.003 .017 .057 –.076 Agradabilidad .005 –.027 –.049 .128 –.043 Responsabilidad .085 –.051 –.045 –.131 –.039 Neuroticismo .066 –.022 .001 .126 .112 Ap. Experiencia –.149 .058 –.100 .226* –.078 * p < .05 Análisis de correlaciones entre los estilos de apego y el estilo personal del terapeuta. Con el propósito de estudiar la relación entre el estilo de apego, evaluado con el EAP, y el estilo personal del terapeuta, evaluado a partir del EPT–C, se llevó a cabo un análisis de correlación simple por rangos ordenados de Spearman. Este 16 Genise | Psicodebate 15 (1) | 9–22 análisis se realizó dado que las distribuciones de los valores de los estilos de DSHJRPRVWUDURQ GLIHUHQFLDV VLJQL¿FDWLYDVFRQOD GLVWULEXFLyQ QRUPDODVLQWyWLFD SRUOR FXDO VH VHOHFFLRQD HVWD SUXHED HVWDGtVWLFD QR SDUDPpWULFD (O DQiOLVLV GH FRUUHODFLRQHVUHDOL]DGRQRPXHVWUDDVRFLDFLRQHVVLJQL¿FDWLYDVHQWUHODVVXE±HVFDODV de los distintos tipos de apego y los diferentes estilos personales de terapeutas. En la tabla 3 se observan los valores de correlación entre las sub–escalas de apego y de estilo personal del terapeuta. Tabla 3. Correlación entre EAP y EPT–C. Atencional Expresiva Instruccional Involucración Operativa Apego no romántico: Temeroso Evitativo –.076 –.150 .030 –.056 –.126 Apego no romántico: Ansioso .145 –.075 .038 .017 .073 Apego no romántico: Seguro –.088 –.051 –.065 –.170 –.124 Apego romántico: Temeroso evitativo .001 –.137 .037 –.048 –.057 Apego romántico: Ansioso –.030 –.063 .032 –.023 .004 Apego romántico: Seguro .090 .022 .006 .125 –.016 Análisis de correlaciones entre los estilos de apego y los factores de personalidad. Con el objetivo de estudiar la relación entre los estilos de apego, evaluados a partir del EAP, y los factores de personalidad, evaluados a partir del BFI, se llevó a cabo un análisis de correlación simple por rangos ordenados de Spearman. Al igual que el análisis anterior, este análisis se realizó debido a que las distribuciones de los valores de las sub–escalas de apego mostraron distribuciones que se alejaron VLJQL¿FDWLYDPHQWHGHODGLVWULEXFLyQQRUPDO El análisis de correlaciones realizado muestra una correlación negativa, VLJQL¿FDWLYD\GHPHGLDQD±EDMDLQWHQVLGDGHQWUHHOIDFWRUGHH[WUDYHUVLyQ\HOPRGR de apego no romántico: ansioso (ȡ = –.30, p 7DPELpQPXHVWUDXQDUHODFLyQ SRVLWLYDVLJQL¿FDWLYD\GHEDMDLQWHQVLGDGHQWUHHOIDFWRUGHDSHUWXUDDODH[SHULHQFLD y el modo de apego romántico: seguro (ȡ = .25, p \¿QDOPHQWHXQDFRUUHODFLyQ SRVLWLYDVLJQL¿FDWLYD\WDPELpQGHEDMDLQWHQVLGDGHQWUHHOIDFWRUGHSHUVRQDOLGDG de neurotisismo y el modo de apego romántico: ansioso (ȡ = .22, p < .05). En la tabla 4 pueden observarse los valores de correlación entre las sub– escalas de apego y de personalidad. 17 Relación entre el estilo personal del terapeuta, estilo de apego y factores de personalidad del terapeuta Tabla 4. Correlación entre EAP y BFI. Extroversión Agradabilidad Responsabilidad Neuroticismo Ap. Experiencia Apego no romántico: Temeroso Evitativo –.081 .112 –.060 .148 –.057 Apego no romántico: Ansioso –.298** .091 .144 .169 –.006 Apego no romántico: Seguro –.047 .019 –.018 –.069 .003 Apego romántico: Temeroso evitativo –.037 .111 –.043 .053 –.116 Apego romántico: Ansioso –.103 .085 .054 .221* –.088 Apego romántico: Seguro .029 .018 .057 .021 .247** ** p< .01, * p< .05 Discusión Comparando estudios de similares características, se observan algunas semejanzas con estudios anteriores: El factor de personalidad Neurotisismo correlaciona positivamente con el estilo de apego ansioso (Corbella, Botella, Fernández Álvarez, Saúl & García, 2009; Noftle & Shaver, 2006). El estilo de apego DQVLRVRVHFDUDFWHUt]DSRULQVHJXULGDGHVHOQHXURWLVLVPRSRURWURODGRWDPELpQVH encontraría relacionado con inseguridades. El estilo de apego ansioso se encontraría relacionado con la faceta de depresión y vulnerabilidad del neurotisismo. De acuerdo FRQORVUHVXOWDGRVREWHQLGRVHQHOSUHVHQWHHVWXGLRH[LVWHWDPELpQXQDFRUUHODFLyQ negativa entre el factor de extraversión y el modo de apego no romántico ansioso. Esto sostendría la hipótesis de que las personas que presentan un estilo de apego ansioso podrían encontrarse interesados en relacionarse socialmente; sin embargo, QRVHVLHQWHQORVX¿FLHQWHPHQWHFRQ¿DGRVSDUDUHDOL]DUOR(VWRVUHVXOWDGRVKDQVLGR obtenidos en otros estudios (Shaver & Brennan, 1992). Finalmente, la información obtenida sugiere que existe una correlación positiva entre el factor de apertura a la experiencia, estilo de apego seguro y estilo personal de involucración. Estos resultados apoyarían la hipótesis de que los terapeutas que presentan un estilo personal de involucración, presentarían características constituyentes tales como: imaginación, creatividad, curiosidad tanto por el medio externo como por el interno. El presente estudio tuvo como disparador el trabajo escrito por García y Fernández Álvarez (2007) en donde surgía la pregunta de si el estilo personal del terapeuta es un estilo de personalidad. A la vista de los resultados observados, 18 Genise | Psicodebate 15 (1) | 9–22 podemos responder que el EPT presenta estabilidad en el tiempo, sin embargo es necesario continuar estudiando el tema en futuras líneas de investigación que permitan dar una respuesta a estos interrogantes. Limitaciones El presente estudio posee una serie de limitaciones a tener en cuenta. En OD PXHVWUD SDUWLFLSDURQ PiV PXMHUHV TXH KRPEUHV HO JpQHUR VH HQFXHQWUD relacionado a la calidad de las relaciones. Por otro lado, el número de la muestra debería ampliarse para poder tener datos más contundentes, si bien los obtenidos son muy similares a estudios que lo preceden. 19 Relación entre el estilo personal del terapeuta, estilo de apego y factores de personalidad del terapeuta

Referencias Beutler, L., Machado, E. & Allstetter Neufeldt, S. (1994). Therapist Variables. En $%HUJLQ 6*DUG¿HOG (GV Handbook of Psychotherapy and Behavior Change (pp. 229–269). New York: Wiley. Black, S., Hardy, G., Turpin, G. & Parry, G. (2005). Self–reported attachment style and therapeutic orientation of therapists and their relationship with reported general alliance quality and problem in therapy. Psychology and Psychotherapy: Theory, research and practice, 78, 363–377. Brennan, K., Clark, C., & Shaver, P. (1998). Self–report measurement of adult attachment: An integrative overview. En J. R. Simpson (Ed.), Attachment theory and close relationships (pp. 47–57). New York: Guilford Press. Carreras, M., Brizzo, A., Gonzalez, R., Mele, S., & Casullo, M. M. (2008). Los estilos de apego en los vínculos románticos y no románticos. Estudio comparativo con adolescentes argentinos y españoles. Revista Iberoamericana de Diagnóstico y Evaluación Psicológica, 25(1), 107-124. Castañeiras, C., Ledesma, R., García, F., & Fernández Álvarez, H. (2008). Evaluación del Estilo Personal del Terapeuta: Presentación de una versión abreviada del Cuestionario EPT–C. Terapia Psicológica, 26(1), 1–13. Castro Solano, A. & Casullo, M. M. (2001). Rasgos de personalidad, ELHQHVWDU SVLFROyJLFR \ UHQGLPLHQWR DFDGpPLFR HQ DGROHVFHQWHV DUJHQWLQRV Interdisciplinaria, 18(1), 65-85. Casullo, M. M. & Fernández Liporace, M. (2004). Evaluación de los estilos de apego en adultos. Anuario de investigaciones, 7, 183-192. Corbella, S., Balmaña, N., Fernández Álvarez, H., Saúl, L., Botella, L., & García, F. (2009). Estilo personal del terapeuta y teoría de la mente. Revista Argentina de Clínica Psicológica, 28(2) 125-133. Corbella, S., Botella, L., Saúl, L. A., García, F. & Fernández Álvarez, H. (2009, junio) Developing the therapist´s personal style. Trabajo presentado en la 40th Annual Meeting of The Society for Psychotherapy Research, Santiago de Chile, Chile. 20 Genise | Psicodebate 15 (1) | 9–22 Corbella, S., Fernández Álvarez, H., Saúl Gutierrez, L., García, F., Botella, L. & García del Cid, L. B (2008) Estilo personal del terapeuta y dirección de intereses. Aportes del Psicología 26(2), 281–289. Costa, P. & McCrae, R. (1992). Revised NEO personality Inventory (NEO PI 5 DQG1(2¿YHIDFWRULQYHQWRU\ 1(2)), SURIHVVLRQDO0DQXDO. Odessa: Psychological Assessment Resources. Estada Arana, B. (2014) Correlaciones entre el estilo personal del terapeuta y escalas clínicas del MMPI II. Revista Argentina de Clínica Psicológica, 23(2), 153–162. Fernández-Álvarez, H. & García, F. (1998). El estilo personal del terapeuta: Inventario para su evaluación. En S. Gril, A. Ibáñez, I. Mosca & P. L. R. Sousa (Eds.), Investigación en Psicoterapia (pp. 76-84). Pelotas: Educat. Fernández Álvarez, H., García, F., Lo Bianco, J. & Corbella, S. (2003). Assessment Questionnaire on the Personal Style of the Therapist PST–Q. Clinical Psychology and Psychotherapy, 10, 116–125. García, F., & Fernández Álvarez, H. (2007). Investigación empírica sobre el estilo personal del terapeuta: una actualización. Revista Argentina de Clínica Psicológica, 16(2), 121–128. Henry, W., Schacht, T. & Strupp, H. (1990). Patient and therapist introject, interpersonal process and differential psychothterapy outcomes. Journal of consulting and clinical psychology, 58, 768–774. Hernández Sampieri, R., Fernández Collado, C. & Baptista Lucio, P. (1991). 0HWRGRORJtDGHOD,QYHVWLJDFLyQ0p[LFR0F*UDZ Huppert, J. D., Bufka, L. F., Barlow, D. H., Gorman, J. M.,Shear, M. K. & Woods, S. W. (2001). Therapists, therapistsvariables and cognitive behavioral therapy outcome in a multicenter for panic disorder. Journal of Consultingand Clinical Psychology, 69, 747–755. International Test Commission. (2014). ITC. Retrieved from ITC: http://www. intestcom.org/_guidelines/guidelines/users/quality.html John, O. P., Donahue, E. M., & Kentle, R. L. (1991). The Big Five Inventory— Versions 4a and 54. Berkeley, CA: University of California, Berkeley, Institute of Personality and Social Research. 21 Relación entre el estilo personal del terapeuta, estilo de apego y factores de personalidad del terapeuta Luborsky, L., McLellan, A. T., Woody, G. E., O’Brien, C. P., & Auerbach, A. (1985). Therapist success and its determinants. Archives of General Psychiatry, 42, 602–611. 1RIWOH( 6KDYHU3  $WWDFKPHQWGLPHQVLRQVDQGWKHELJ¿YHSHUVRQDOLW\ traits: Associations comparative ability to predict relationship quality. Journal of research in personality, 40, 179–208. Rial, V., García, F., Castañeiras, C., Gómez, B. & Fernández Álvarez, H. (2006). Estilo personal del terapeuta que trabajan con pacientes severamente perturbados: un estudio cuanti y cualitativo. Revista de la asociación española de neuropsiquiatría, 2(98), 191–208. Rubino, G., Barker, C., Roth, T. & Fearon, P. (2000). Therapist empathy and depth of interaction in response to potencial alliance rupture. Psychotherapy research, 10, 408–420. 6KDYHU35 %UHQQDQ.$  $WWDFKPHQWVW\OHDQGWKHELJ¿YHSHUVRQDOLW\ traits: their connection wirh romantic relationship outcomes. Personality and Social Psychology bulletin, 18, 532–545. Skourteli, M. & Lennie, C. (2011). The therapeutic relationship from an attachment theory perspective. Counselling psychology review, 26(1), 20–33.

 

Fuente: Gabriel Genise1 Artículo Material original autorizado para la publicación en la revista Psicodebate. Facultad de Ciencias Sociales. Universidad de Palermo.

Instituto Kinsey de Sexología
Rioja 3012 - 2000 Rosario Argentina